Blog

¡llámanos siempre que nos necesites!
CALEFACCIÓN POR RADIADORES O SUELO RADIANTE ¿CUÁL ES MEJOR?

Calefacción por Radiadores o Suelo Radiante ¿Cuál es mejor?

Con el descenso de las temperaturas es habitual plantearse si la alternativa de calefacción que usamos en casa es la más adecuada.

Nuestra recomendación siempre es acudir a un profesional cualificado para obtener una respuesta adecuada; ya que su experiencia nos puede ser de gran ayuda para tomar la decisión.

No obstante, no está de más conocer las particularidades de dos de los sistemas de calefacción más extendidos para saber por cuál decantarnos.

Hoy repasaremos las ventajas e inconvenientes de la calefacción por radiadores y por suelo radiante.

Radiadores o Suelo Radiante

La calefacción por radiadores funciona calentando el aire de cada una de las estancias de la casa por convención; por lo que el aire calentado primero sube para después bajar cuando se ha enfriado.

Este tipo de calefacción provoca que existan puntos fríos y calientes por lo que la distribución del calor no es uniforme.

Por su parte, la calefacción por suelo radiante consigue una distribución del calor más homogénea porque el sistema en conjunto es capaz de calentar todos los espacios de manera más uniforme.

Por lo que en lo que a la distribución del calor se refiere el suelo radiante es más efectivo. También debe considerarse la eficiencia energética de cada uno de los sistemas.

Mientras que la calefacción por radiadores necesita alcanzar una temperatura cercana a los 70 u 80 grados para desempeñar su función.

La calefacción por suelo radiante solo necesita alcanzar temperaturas de entre 30 y 40 grados, por lo que los requerimientos energéticos son menores.

Sin embargo, existe la opción de instalar radiadores de baja temperatura que exigen menores requerimientos energéticos, ya que funcionan de forma óptima con temperaturas de entre 50 y 60 grados.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de elegir la calefacción por radiadores o la calefacción por suelo radiante es el espacio.

Si nuestra casa es pequeña los radiadores ocuparán determinadas superficies que el suelo radiante no requiere al ubicarse bajo el suelo.

¿Qué sistema de calefacción elijo?

Aunque el suelo radiante parece una opción más acertada también tiene algunas desventajas. La primera de ellas es su instalación, ya que será necesario levantar el suelo para instalar el sistema y después volver a colocarlo.

Siendo así, si vamos a acometer reformas en nuestro hogar puede ser una opción interesante, pero no tanto si no se contempla este escenario.

Otra de las desventajas del suelo radiante frente a los radiadores es el tiempo que tarda en alcanzar su temperatura óptima.

Mientras que los radiadores alcanzan su temperatura ideal con mayor rapidez el suelo radiante tarda más en hacerlo y también en enfriarse, por lo que es un dato a tener en cuenta antes de su instalación.

Si bien ambos sistemas son adecuados, como hemos visto, la mejor opción es contactar con un profesional cualificado para que nos asesore sobre cuál es mejor sistema de calefacción en nuestro caso y tomar así la decisión que más nos beneficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email